martes, 4 de septiembre de 2018

Diario de viaje: Viajar seguros (Cap.2)

     Lo primero de todo, para viajar seguros, es ir a Vacunación Internacional, y allí nos dirán qué debemos hacer. Aquí en Pamplona nos trataron genial y la vacuna de la fiebre amarilla nos la puso la enfermera con más delicadeza del mundo. En serio, no notamos nada.



     Hay que coger cita previa, directamente en la web o llamando por teléfono, en cada ciudad hay una y supongo que funcionarán todas más o menos igual. Una vez allí, hablamos con la médico, nos explicó las enfermedades que hay en Etiopía y todo lo que necesitamos para no tener ningún susto.

La cartilla de vacunación. Imprescindible para entrar en Etiopía.


     Lo primero de todo es la vacuna de la fiebre amarilla, la ponen en el mismo centro, hay que ir a pagarla (19€) allí mismo y en el momento la ponen. Con la vacuna va la cartilla de vacunación, imprecindible para entrar en Etiopía, por ejemplo.

     También necesitamos, para viajar a Etiopía, la vacuna para la Hepatitis A y el Tifus. Para estas nos dan la receta y hay que coger cita en nuestro centro médico, comprar las vacunas en la farmacia (en el mismo momento) e ir a enfermería a que nos las pongan. A parte, hay que tener todas las vacunas que nos ponen cuando niños.

     Otra cosa muy importante es la prevención contra la Malaria, hay que tomar Malarone. En vacunación internacional nos dan la receta para el Malarone, pero si vamos a la farmacia con esa receta nos cobrarán unos 20 euros por caja (nosotros necesitamos 2 cajas y media...), así que lo mejor es ir a nuestro médico de cabecera y que nos la recete, en la farmacia nos cobrarán unos 2-3 euros por caja. La diferencia es notable.




     Y por último, nos hablaron del tema de los mosquitos, Etiopía es una zona roja en cuanto a mosquitos y muchos de ellos están infectados con enfermedades chungas. Así que nos recomendaron comprar Permetrina al 25%, que es una fórmula magistral que se compra en la farmacia. Nos la tendrán preparada en un par de días a lo sumo. Con ella, se rocía la ropa antes del viaje, y actúa como repelente. Nuestra ropa conservará sus propiedades unos 5 o 6 lavados. Me dijeron que el bote de 100ml sale por unos 20 euros. Nosotros somos dos, y es ropa para 16 días, así que vamos a necesitar bastante.

     A parte, hay que llevar repelente para zonas tropicales, en la farmacia tienen varias marcas. Compré la Goibi Xtreme Spray. No sé cómo resultará hasta que no la use, aquí en Pamplona poco mosquito hay... También serán útiles las toallitas, pulseras y demás... Y, la mosquitera, si es posible, hay que llevar mosquitera.



    Importante es llevar nuestro pequeño botiquín con lo básico:
- Analgésicos /antitérmicos: paracetamol, ibuprofeno
- Antialérgicos /antiestamínicos: orales o corticoide local
- Antibióticos
- Antidiarréicos. Nos comentó la médica, que debemos dejar 24 horas sin tomar para que si es vírico, el bicho salga, si tomamos antidiarréico y cortamos la diarrea, lo que tengamos queda dentro y es peor.
- Cremas de protección total
- Repelentes
- Material de cura
- Termómetro



     Parecen muchas cosas, pero en países tan subdesarrollados, el tema de la sanidad brilla por su ausencia y aunque es preferible que no haya que tomar nada, siempre viene bien.



     Y por último, quería hablar del seguro de viaje. Hemos cogido el de Iati, hay muchos donde elegir, pero este es el más conocido y el que mejores prestaciones nos da. Nos ha salido por 110 euros por persona para los 16 días que estamos allí. Se contrata a través de la web. Tienen varios tipos y este que hemos cogido (Estrella Premiun, creo) es el más completo. Los hay más baratos. Pero bueno, por 10-20 euros de diferencia, vamos más tranquilos.

domingo, 26 de agosto de 2018

Diario de viaje: Qué nos vamos a Etiopía!!! (Cap.1)

     Yo en un principio quería ir a Nueva York... mi chico estaba conforme pero vinieron dos amigos con los que él siempre viaja y le dijeron, vamos a Etiopía... me lo comentó y acepté sin pensarlo. 

Imprescindible: Guía, pasaportes y ruta 😆

     Ahora lo pienso y me da un poco de miedo. Es algo desconocido para mi, yo que no he salido de Europa... del mundo civilizado... lo piensas y va a ser un choque muy grande, en todos los niveles, pero qué cojones, solo se vive una vez y hay que disfrutar al máximo y coger todas las oportunidades que se nos presenten, aunque den miedo. Quizás las que dan miedo con más razón. Salir de la zona de conford, de lo conocido, de lo mullidito. 

 
    Así que a día de hoy (domingo, 26 de agosto de 2018) tenemos ya medio montado el viaje, son las dos semanas de noviembre y el tiempo es oro, y vaya si lo es, a más esperas, más cuesta encontrar un vuelo a buen precio. 

Erta Ale


     Lo primero que cogimos fueron los vuelos a Etiopía, con Ethiopian Airlines, que lo piensas y dices, coño, los salvajes estos tienen hasta aviones, a ver en qué lata con alas me meten, pero qué va, esta compañía es de las prestigiosas de África, con aviones enormes y que se ven cómodos. Así que nada, cogido los vuelos Madrid-Adis Abeba (o Addis Ababa, que mola más), el siguiente paso ha sido coger el tren Pamplona-Madrid, eso está listo, Renfe hasta tres meses antes (creo) no saca los billetes, así que hemos tenido que esperar hasta mediados de agosto para cogerlos, pero ya están, y eso que dudaba yo que cogiéramos tren a buen precio, pero nos ha salido bien. 

Mapa

     Ya desde que cogimos los vuelos a Etiopía empezamos a leer la Lonely Planet, blogs y foros. Todo es poco... con eso hemos trazado la ruta, que casi toda será por el norte, visitaremos el Lago Tana y sus monasterios, a ver si vemos hipopótamos (wiiiiiiiiiiiii), hacemos un treking por las Montañas Siemens, una de las cordilleras más espectaculares de África, subiremos a al volcán Erta Ale, en erupción constante desde la década de los 60, visitaremos las iglesias excavadas de Lalibella y las de Tigray, y para terminar bajaremos al sur donde el Valle del Rift, ese que todos conocemos gracias a los documentales de La2 y con el que nos hemos pegado más de uno siestas épicas. Allí hay tribus y bonitos paisajes. 

   
Más: https://www.nationalgeographic.com.es/viajes/grandes-reportajes/etiopia-pais-del-nilo-azul_11024/3

viernes, 29 de diciembre de 2017

2017 Resumiendo, que es gerundio

Enero: NIEVE

Una publicación compartida de Lucía Vargas (@_luci__lu_) el
   
     En enero vi por primera vez nevar. Había visto nieve, en Sierra Nevada (Granada), las veces que fui, pocas, pero la vi. Pero el 13 de enero vi nevar, dicen que fue poco pero para mi suficiente para que se me saltaran las lágrimas y sentir por primera vez en mi vida que estaba muy lejos de casa. Muy lejos de mi Sevilla.

Febrero: TATUAJE




     En febrero me hice mi cuarto tatuaje, en la foto recién hecho. En marzo lo coloreé. Es un quetzal.

Marzo: AMOR

Una publicación compartida de Lucía Vargas (@_luci__lu_) el


     En marzo me llegó el amor. Entonces alguien empezó a mirarme como ella, como mi Trini. Sin duda alguna, lo mejor que 2017 me ha traído, mi nesko, mi medio melón/kiwi/naranja/... y cuando menos lo pensaba...

     También me hice los rizos richi, que ahora son historia, pero qué chulos eran :)


Abril. BODA


Una publicación compartida de Lucía Vargas (@_luci__lu_) el



     Se me casó mi Alicia 💕. Felicidad plena.

     También, por fin, conocí en carne y hueso a mi Mari de mis amores. Ella es mi mojona, la tía con la que me querría casar si fuese lesbi... pero como no lo soy, nada, nos conformamos con esta amistad tan nuestra.

Una publicación compartida de Lucía Vargas (@_luci__lu_) el


Mayo: SPRITZ



     Él es mi melón. Mi presente y mi futuro. Y descubrimos que en la Plaza del Castillo ponen Spritz!!!


Junio: TIROLINAAAAAAAAA

Una publicación compartida de Lucía Vargas (@_luci__lu_) el

Una publicación compartida de Lucía Vargas (@_luci__lu_) el


     Junio es el mes de mi cumple... y qué cumple!!!! No sé ni por dónde empezar. Por fin pude montarme en una tirolina, llevaba años queriendo hacerlo, casi en el último momento no lo hago, en serio, me puse hasta blanca, pero al final lo superé (el miedo) y me tiré. Pasamos un gran fin de semana cumpleañero, primero en un pequeño hotel con encanto en Lantz y luego con la tirolina en IrrisarriLand... madre mía... qué miedo pero que bien.


Julio: SAN FERMÍN

Una publicación compartida de Lucía Vargas (@_luci__lu_) el


     Yo no soy muy de San Fermines, sevillana que es una y le tira más la feria, pero bueno, donde fueres haz lo que vieres, y en esas estoy. Navarrica de adopción, estos San Fermines han sido muy distintos a los del año pasado. Chupinazo en la Plaza del Castillo, noria, fuegos artificiales, cerveza, pulpo a la gallega... nos faltó el pobre de mi, pero todo no se puede. Ya iremos.

AGOSTOSaint Jean de Luz


Una publicación compartida de Lucía Vargas (@_luci__lu_) el


     Por fin pudimos ir a la playuki. A San Juan de Luz (Francia), fin de semana de camping, en plan precario, pero qué bien, qué felicidad da poder compartir sitios tan bonitos con la persona que quieres. 


Septiembre: MUDANZA




     Me mudé... de habitación, más grande, más fría pero... ahora no subo escaleras (no sé si eso es bueno o malo). En septiembre se me fue el nesko a Jordania y me puse mala, mala de verdad, eh... no de distancia ni nada de eso, pero bueno, superado ese trance.


Octubre: SEVILLA


Una publicación compartida de Lucía Vargas (@_luci__lu_) el


     En octubre fue el cumple del nesko. En octubre bajamos a Sevilla. En octubre volví a tirarme en tirolina. Me bañé en unos baños árabes, volví a mi Islantilla, al Algarve, a las calles de Sevilla, a subir a la Giralda... octubre fue grande, muy grande. El mejor mes con diferencia. 



Una publicación compartida de Lucía Vargas (@_luci__lu_) el


     He de confesar que volvió a darme cangüele tirarme... pero lo hice... y volveré a ir y volverá a darme miedo y volveré a tirarme. Eso es así. Soy una yonki de pasar miedo y tirarme de cabeza a por él. 


Noviembre: GIMNASIO


Vuel ta al gimnasio!! 💪💪 De momento, dos veces en semana, martes y jueves. Entre el trabajo y los estudios no me da. Y quiero vivir 😆😆 Además, lunes, miercoles y viernes, 20 min stepper en ayunas. Y solo cardio. Hasta que coja carrerilla. Creo que o mejor es empezar poco a poco y paso de molerme para luego volver a no venir. Esto es una obligación pero no es obligación. Quiero que vuelva a ser como antes, un placer. Al elegir el gimnasio he metido la pata y bien. Pagué 6 meses y luego me he dado cuenta que está saturado, los monitores quemados... en fin, cosas del lowcost. Encima está a 15 min en coche de casa... un mojón como un camión. #health #fitness #fit #fitnessmodel #fitnessaddict #fitspo #workout #bodybuilding #cardio #gym #train #training #health #healthy #instahealth #healthychoices #active #strong #motivation #instagood #determination #lifestyle #diet #getfit #cleaneating #eatclean #exercise
Una publicación compartida de Lucía Vargas (@_luci__lu_) el


     Noviembre fue el mes en el que dejé de ir al gimnasio. Me maten... pero volveré. Está todo controlado. Que sí, que de verdad que vuelvo. 



Diciembre: NAVIDAD Y NIEVE Y GENTE Y TODO 


Una publicación compartida de Lucía Vargas (@_luci__lu_) el


     He vuelto a ver nevar este año!!! Y la nieve en compañía es dos veces nieve, no? Ya queda poco para que acabe el año, y sin previsión de nieve... bueno, en los montes estos de por aquí sí que hay pero yo ahí no subo ni loca. 




     He vuelto a tener árbol de navidad... repletito de animalitos bonitos. 


Una publicación compartida de Lucía Vargas (@_luci__lu_) el


     Y hemos tenido regalos... yo... un portátil!!! Para que me ponga las pilas con el blog y con los estudios jijijiji pero esto lo escribo en mi viejo y amado portátil, que por muy mal que vaya el pobre, va, y tantos años conmigo no pueden quedar en vano. 



     Al nesko le he regalado una noche en una cabaña en un árbol... sí sí, una casa en un árbol para celebrar nuestro primera año... 




     Feliz fin de año y feliz entrada de año nuevo, lleno de cabras, risas, alpacas y todo lo que queráis. Muchos besos!!!


💖💖💖💖💖💖💖💖




     2017 para mi ha sido un año de descubrimientos, de conocer a gente nueva, de cosas un poco malas y de cosas muy buenas. Risas y amor, cabras y llamas. Mi Triana, mi Sevilla, mis amigos, mi amor, mi querer vivir y mi querer sobre todas las cosas estar viva y sentir lo que todos y cada uno de los 365 días de 2017 me ha traído. Por eso y mucho más, gracias 2017, ha sido un placer. 


     Pd: dejo muchas cosas fuera de este post pero que no olvido, mi Maria pelusa, la gente de Coria-Puebla, el trabajo, el reencuentro con Dani y Pedro, el ave, la niña rompeplatos, todos los que han pasado un ratito conmigo... todo, demasiado.


Una publicación compartida de Lucía Vargas (@_luci__lu_) el



miércoles, 13 de septiembre de 2017

Diario Fit de Lu: #gimnasio



Diario de LuFit. Este es  mi diario, de cómo hago las cosas, me equivocaré mucho, siempre lo hago, siempre lo hacemos, pero para eso estamos, para aprender a hacer las cosas mejor, para mejorar con cada pasito que damos.


     Desde que llegué a Pamplona, solo he estado 3 meses en el gimnasio. Mi culpa, por supuesto. Pero por una cosa o por otra siempre he encontrado la excusa maldita para no ir. Aquí, no es como en el sur, o al menos como en mi pueblo. Yo pagaba por el mes y podía entrar en todas las clases que quisiera. Aquí es algo más complicado, o creía que lo era.

Mi melena... la echo de menos

     Estuve en el polideportivo de mi pueblo 3 meses, pero vinieron gastos de coche y decidí no seguir (un coche parece un niño tonto... no sé cuánto dinero me he dejado ya este año en él). El polideportivo es asequible, y entran las piscina, pero problemazo, no entran las cases, si quieres hacer alguna clase (spinning, zumba, pilates...) tienes que pagarlas a parte y para un curso completo, con todo lo que ello conlleva: es un curso completo, a una hora ya predeterminada y con el desembolso consiguiente. Así que descartado.


     Miré también para hacer crossfit, descartado... los precios se salen de madre y para el nivel al que estoy ahora mismo, no iba a rendir como debiera. Así que el ir a un box de crossfit lo dejo aparcado para un futuro próximo (o lejano, a saber).



     Al final, me he descartado por un gimnasio low cost, donde por el precio de la cuota entran todas las clases, y hay de todo y con muchas opciones para ir cuando quiera. Abren los domingos por las mañanas y es nuevecito. El gimnasio se llama Altafit y es una cadena de gimnasios low cost. Pinta bien, muy bien. La única pega que tiene es el sitio para aparcar, no está en mi pueblo, sino que está en Pamplona, a unos 10 minutos en coche, en una zona complicada para aparcar, por ello al ir te dan dos horas de parking gratuíto. Problema resuelto. Eso sí, solo podré estar dos horas, el día que esté con enganche me va a salir por un pico xD.


     Pues nada, mi vuelta al gimnasio está resuelta. Con muchísimas ganas de volver, porque el deporte es vida y eso es lo que quiero. Quiero vida.

#bracitofuerte ha vuelto

martes, 12 de septiembre de 2017

Diario Fit de Lu.001: #motivación



Diario de LuFit. Este es  mi diario, de cómo hago las cosas, me equivocaré mucho, siempre lo hago, siempre lo hacemos, pero para eso estamos, para aprender a hacer las cosas mejor, para mejorar con cada pasito que damos.


     Llevo un tiempo buscando la motivación para moverme de nuevo. Y lo que he encontrado han sido excusas para no hacer nada. Que si el trabajo, que si no tengo ganas, que si el gimnasio es muy caro... en fin... excusas baratas, porque si una cosa está clara, es que quién quiere puede. Y yo voy a poder, como que me llamo Lu 😀

     Mi motivación principal para volver a la vida fit es sentirme bien conmigo misma. No hay nada mejor que eso. He engordado, no una cosa exagerada pero lo suficiente para no estar agusto. Recuerdo con nostalgia aquellos días en que me entraban mis vestidos... las cremalleras no estallaban y me sentía bien, ante todo me sentía bien. Cierto es que quería ir a más, al final, no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, pero bueno, sé lo que quiero y voy a ir a por ello. 

     Estoy en un momento en el que estoy feliz pero me falta sentirme bien conmigo misma y voy a encontrar ese punto medio que me de la Paz interior. Voy a por ello con todas mis fuerzas! He vuelto, temblad, lorzas!!!