lunes, 6 de octubre de 2014

Y ya van 9 meses de cambios!

     Pues sí, 9 meses ya desde que empecé. Cambié hábitos de alimentación y comencé a mover el culazo que tenía. A día de hoy, y sin miedo a repetirme una y otra vez, puedo decir, sin duda alguna, que es la mejor decisión que he tomado en mi vida. Me ha cambiado física y mentalmente. 

Documento estremecedor de dónde puede llegar el ser humano.

     Mi idea desde el principio ha sido hacerlo todo bien, con salud y sin dejar de disfrutar tanto de eso que me gusta tanto, la comida, y de paso he descubierto que el deporte puede ser divertido. A día de hoy corro, hago zumba, camino lo que haya que caminar, levanto pesas... en fin, todo lo que me echen y más. 

QUE CORROOOOO!!! Bueno, no me flipo, lo intento.
   
     Aún me queda un poco, pero es la recta final. Creedme cuando digo que el perder peso ha sido muy fácil, prácticamente todas las semanas he perdido peso. Lo difícil vendrá cuando quiera mantenerme en el peso. Eso me aterroriza. 

Que no viene a cuento, pero qué buena está una ensalada bien hecha!

     Comencé el 6 de enero de 2014 con un peso de 118,5 kilos. Hoy, 6 de octubre de 2014 peso 69,8 Kilos. Haciendo cuentas eso son casi casi 50 kilos, no? :O Tal hazaña, que jamás pensé posible, ha sido gracias a que no me he cansado y me he fijado unos objetivos claros y consciente de mis posibilidades. Sin prisas pero sin pausas, que diría aquel. 


Cómo molan los antes y después... pero a veces me pegaba de ostias

     Durante todo este recorrido de 9 meses me he re-descubierto. Ahora tengo más claro lo que quiero en la vida, aunque bueno, siendo yo, jamás lo tienes claro, soy una bala perdida, lo he sido y siempre lo seré, pero sé que si me propongo algo y lucho por ello puedo conseguirlo. Puedo llegar a la meta que me marque, con más o menos esfuerzo, en más o menos tiempo, pero al final lo conseguiré. Y si no es así, por mi no habrá sido. Pienso darlo todo, disfrutar cada segundo como nunca lo he hecho e ir a por todas. Hola, me llamo Lucía y estoy de subidón. 

Que quede constancia: Domingo, 5 de octubre de 2014

     En mis planes para el futuro próximo está el seguir perdiendo peso. La meta son 65 kilos. La meta está ahí, a solo 5 kilos. Tan cerquita que ya la huelo, como cuando vas a la playa y aunque queden 50 km ya vas pensando: huele a mar. Pues lo mismo, huelo a meta, huelo el 65. Y es un olor tan agradable, tan deseado que pienso degustarlo al máximo. Quiero vivir y disfrutar de la vida, cosa que antes no hacía porque antes, hace 9 meses, no tenía vida.



He hecho la máxima de Gemma de Vientos de Agua mía: 
Avanti antes y avanti siempre. No lo olvidéis nunca.