viernes, 18 de septiembre de 2015

Lo que me ha dado Instagram...

... que no me lo quite el hombre.

     Empecé mi cuenta de IG hace ya un tiempo, al principio, como era gorda y no me gustaba, casi no podía fotografías mías, insto a quien quiera a ir a mis principios de IG (yo no lo voy a hacer, ya os lo digo) y busque alguna foto mía de antes de enero de 2014, hay pocas, seguro. El caso que a partir de mi cambio de vida, de chip o de cómo queráis llamarlo, empecé a usarlo de terapia, de una manera muy egoísta, también como diario de abordo de una gorda a dieta (nombre para un libro! :O),  el caso que al principio pues tenía a mis amigüitos, pero poco a poco la cosa fue creciendo a medida que mi culo iba menguando. 



     Casi siempre intento poner cosas positivas pero claro en la vida todo no es de color de rosa y yo, como persona humana que habita este dichoso mundo, también tengo mis bajones y mi regla es que si comparto lo positivo, a veces también tengo que compartir lo negativo (menos los atracones, eso me da vergüenza). Egoístamente, siempre. 



     Lo que me ha dado Instagram no lo voy a poder pagar ni con todo el oro del mundo, empezó dandome fuerzas infinitas para seguir y no desistir en la bajada de peso que he experimentado, me ha dado personitas que, aunque de forma cibernética, les he cogido cariño, espero que pronto pueda conocer a algunas de ellas (ellas saben quienes son!!!), no me equivoco si digo que es la mejor cosa que me ha podido dar IG, la gente, las que me siguen en silencio, las que me siguen a grito pelao, los corazoncitos, los ánimos, los comentarios agradeciéndome el ser una inspiración... De verdad, no me merezco nada de eso y hay veces que me quedo picueta con todo. Me alegro tanto de que a alguien le ayude a seguir adelante, no lo sabéis bien, y me da miedo, es una responsabilidad todo, no soy ejemplo de nada, no quiero serlo, solo he intentado buscar apoyo y lo he encontrado a toneladas en mi lucha a muerte contra mis kilos de más.




     Otra cosa genialosa, toooooooooooodas las recetas que se encuentran, los entrenos, el saber cómo la gente se esfuerza y que si tú puedes, yo también puedo, solo es cuestión de ponerse, siempre lo digo y no me voy a cansar en la vida de decirlo. Hay que ser cabezona!!! Algo quiero, me voy a dejar de tonterías y me pongo a ello. Instagram es una gran inspiración a la hora de seguir luchando por un sueño, una meta o, simplemente, por gusto.

     Gracias, gente que hacéis Instagram!! 

     Por cierto, tengo un reto (que no cumpliré, pero que mola ponerse metas así locas de vez en cuando). Para finales de año, quiero tener 3.000 seguidores en IG, ¿hacemos porra?






     Triste es de pedir pero más triste es de robar, si te ha gustado este post comparte en tus redes sociales!!!