domingo, 10 de abril de 2016

Sobre las dietas...

    
Manzana, manzanita, dime quién es la más guapita!

        Sobre las dietas que nos venden en todos lados... 

     Os voy a poner un trozo de texto del libro Anorexia y bulimia: todo lo que hay que saber, de Rosina Crispo, Eduardo Figueroa y Diana Guelar, en él explica de forma muy clara algo que yo ya tenía claro desde hace mucho tiempo, las dietas que nos venden son solo eso, un producto, un negocio destinado a personas con un serio problema (o no tan serio... eh... no dramaticemos) y que mueve muchísimo dinero. También se habla de estancamiento del peso, interesantísimo.

La mayoría de las dietas fracasa. ¿No es curioso que sigan inventándose dietas? Si realmente fueran útiles, con sólo algunas de ellas sería suficiente. Sin embargo, como decíamos, alrededor de todo este tema hay fuertes intereses económicos, a la vez que la industria de las dietas asume la forma de una especie de vendedora de ilusiones en el mundo que propone pocas alternativas para una vida más plena.
¿Y por qué fracasan las dietas casi siempre?
El peso corporal es una entidad semejante a la altura. Tiende a resistir el cambio porque parece estar regulado alrededor de un punto de estabilidad o "set-point" (punto de partida). Cada uno tiene el propio para determinados momentos de su vida y el organismo tiende a "defenderlo", desarrollando compensaciones fisiológicas complejas cada vez que ay una desviación significativa de ese peso. Por ese motivo, la dieta restrictiva como mecanismo de control del peso es relativamente ineficaz, ya que habitualmente va en contra de esos determinantes biológicos del peso.
El peso - y por ende la figura "natural"- para la mayoría de las mujeres sanas y adultas de nuestra sociedad está generalmente por encima del peso ideal propuesto por los medios. Eso explica claramente la crónica insatisfacción del 95% de las mujeres y la compulsión a dietas restrictivas del 70%. 
 Anorexia y Bulimia: todo lo que hay que saber