lunes, 4 de abril de 2016

Voy a dejar de luchar

   

Nacida en los 80!!! 
   
     No estoy en una guerra, sino viviendo la vida. Hasta ahora me lo había planteado mal, he estado luchando contra viento y marea, contra la vida y lo que me ha traído (tanto lo bueno como lo malo) y hasta aquí he llegado. A partir de hoy voy a vivir la vida, no como una lucha, no como una guerra sin fin llena de batallas ganadas y perdidas sino simple y llanamente como lo que es, una sucesión de momentos.

     Yo ya me he cansado porque ni soy una guerrera, ni luchadora, ni una amazonas... si me apuras, en carnavales si se da el caso, me disfrazaré de algunas de ellas pero nada más. En cambio, si sé que soy una mujer fuerte y capaz, que tiene las ideas claras a ratos, con mis días nublados, mis dificultades, mis penas y alegrías, y ganas de vivir, MUCHAS GANAS DE VIVIR.

VS

     Y por qué esta epifanía mía después de haber dicho por activa y por pasiva que todo es una lucha? En el siguiente texto, de Las gafas de la felicidad de Rafael Santandreu está la respuesta:


     Si me paro a pensar llevo toda la vida luchando. Al nacer, luché por salir del cuello de mi madre. En el colegio luché por sacar buenas notas; de adolescente luché contra mi madre y sus imposiciones, también en el instituto luché, por pasar de los insultos contra mi cuerpo y mis kilos de más (hasta llegar al punto de tontear con la anorexia). En la veintena seguí luchando contra mi madre, contra mis kilos, contra la tristeza por la visita prematura de la parca a mi casa y el luto que ello conllevó (fueron 6 o 7 años de luto). Con 31 decidí luchar por mi, por mi vida, que no existía en aquel momento, por volver a ser feliz y una persona normal en la medida de lo posible.

     Hoy puedo asegurar a ciencia cierta dos cosas: jamás seré una persona normal (no existen!!) y que no quiero volver a luchar, luchar cansa.

Yo digo SALTAAAAAAAAA

     Y con todo esto no quiero decir que no haya disfrutado nada, al contrario, especialmente estos dos últimos años he aprendido a disfrutar de la vida pero desde un enfoque equivocado. Pensaba: la vida me está jodiendo, voy a luchar contra ella y le voy a ganar. Eso se acabó, ahora la vida va conmigo y se trata de trabajar, acompañarla, saborearla, exprimirla al 100 x 100. Ese enfoque de lucha sin cuartel me ha llevado a límites insospechados y que no quiero volver a experimentar.

Estepa!! 
     Voy a coger esos limones que me da la vida y ha hacerme una buena limonada, bien fresquita que calme mi sed y mi impaciencia por vivir y vivir. Keep calm on and Relax (@maysis85 remix guiño guiño) y como decía Frankie ¡RELAX!



#bracitofuerte nunca morirá